Déficit de autoestima

Por muy alto que sea el valor de una persona, no hay valor más alto que ser una persona”

Antonio Machado.

 Actualmente, usamos la palabra autoestima para referirnos a la causa de todos nuestros males. Y quizá no nos falta razón pues, incluso si no sabemos definirla con precisión, sí sabemos por propia experiencia cuáles son las consecuencias del déficit de autoestima: problemas emocionales, de relación, de rendimiento escolar y/o laboral, de conducta…

La autoestima está en la base de la relación que la persona mantiene consigo misma y con los demás, así es que el nivel de autoestima que tenemos condiciona seriamente nuestra vida y bienestar. Su carencia significa que no somos capaces de valorarnos tal y como somos, que no nos concedemos el derecho a equivocarnos y nos relacionamos condicionados por el constante temor a ser rechazados por los demás.

Y, sin embargo, jamás ha existido ni existirá alguien como tú. La particular combinación de elementos bioquímicos, fisiológicos y psicológicos que te componen y han hecho de ti lo que eres, te convierten en un ser excepcional. Entonces ¿por qué te comparas siempre con los demás, o buscas ser lo que no eres?

Pero ¿quererse significa que no debes o no puedes cambiar? Claro que no. Precisamente quererte tal y como eres te ayudará a crecer como persona y conseguir ser la mejor versión de ti mismo/a pues, como dijo Fritz Perls “Ahora que me acepto es cuando realmente puedo cambiar”.

Las siguientes cuestiones quizá puedan ayudarte a reflexionar y conocer tu actual nivel de autoestima.

  • ¿Me acepto tal y como soy?
  • ¿Soy muy perfeccionista, me exijo siempre más y más sin llegar a estar verdadera y duraderamente satisfecho/a conmigo misa/o?
  • ¿Le doy valor a mis logros, o les resto importancia?
  • ¿Exagero mis defectos y no soy capaz de aceptar con naturalidad los elogios que me hacen?
  • ¿Me permito cometer errores o, por el contrario, los considero intolerables y me siento culpable y me castigo cuando los cometo?
  • ¿Confío en mí mismo/a o, por el contrario, me siento insegura/o de mis capacidades?
  • ¿Tengo un miedo excesivo a los cambios?
  • ¿Me paraliza y atormenta el miedo al fracaso?
  • ¿Tengo demasiado en cuenta la opinión de los demás, o necesito de su aprobación para sentirme bien conmigo mismo/a o sentirme valiosa/o?
  • ¿Soy susceptible y me siento fácilmente herido/a por las opiniones contrarias de los demás? ¿Me hace daño y me cuesta aceptar la crítica? ¿Tiendo a tirarme por tierra cuando otros me critican?
  • ¿Temo expresar mis opiniones y sentimientos por temor a que los demás se enfaden, me rechacen o me abandonen?
  • ¿Me estoy comparando continuamente con los demás?
  • ¿A menudo me siento inferior a los demás?
  • ¿Suelo tener más en cuenta las necesidades y deseos de los demás que los míos y me dejo a mí mismo/a para el final?
  • ¿Tengo problemas para decir NO?
  • ¿Me cuido? ¿Cuido de mi persona manteniendo hábitos saludables para mi vida o, por el contrario, me dejo llevar por conductas que no me convienen o me hacen daño?

Si lo deseas, te puedo ayudar a descubrirte, valorarte y amarte. Sin duda, ello mejorará sustancialmente tu vida.

Comments are closed.